Virtudes y medicina con ajo

Aquí te decimos como preparar algunas recetas y remedios con ajo. Jarabe de ajo para la tos, ajo para bajar el colesterol, ajo para las varices, ajo para los hongos de los pies, ajo repelente, entre otros remedios.


Cómo usar el ajo


Para qué son buenos los ajos

Jarabe de ajo para la tos y la bronquitis



• Este jarabe de ajo es totalmente natural y para mejores resultados han de cuidarse siempre las cantidades y proporciones de la receta.

• Ponga a hervir medio litro de agua en un recipiente de metal, cuando este hirviendo pique finamente cincuenta gramos de ajo y agréguelo al agua, apague la lumbre y retire el recipiente.

• Deje la mezcla tapada con un paño y aguarde a que repose 12 horas. Posteriormente agregue cucharadas de miel hasta conseguir la consistencia de un jarabe no muy espeso.

• Esta fórmula es efectiva si se toma una cucharada tres veces al día desde que comienzan los síntomas y se continúa por tres días más.

• Este jarabe no se aconseja para personas obesas o que padezcan diabetes.


Ajo para la indigestión:



• Masticar un diente de ajo junto con tres o cuatro hojitas de menta fresca, de esa manera el estómago aumenta su secreción de jugos y se facilita la digestión de comidas muy pesadas.

• No se recomienda este remedio cuando el malestar es causado por comida muy condimentada.


Ajo para el colesterol alto:



• Se aconseja que a lo largo del día coma al menos cuatro dientes de ajo crudos.
• Bien en ensaladas o simplemente masticándolo, lo importante es no disminuir la dosis.
• Para combatir el mal aliento se recomiendo masticar perejil después de haber comido ajo.


Ajo para los parásitos intestinales:



• Para obtener este efecto del ajo lo más aconsejable es comer todas las mañanas un diente crudo en ayunas e inmediatamente después un vasito pequeño de leche tibia endulzada con azúcar morena o piloncillo.


Ajo para los hongos de los pies (Pie de atleta):



• Se corta un diente de ajo por la mitad y se frota contra la zona afectada. Al hacer esto puede usar guantes de látex o plástico para evitar que el hongo se propague.
• El ajo debe presionarse con fuerza para que suelte algo de su jugo.
• Se continúa con el tratamiento hasta una semana después de que hayan desaparecido los síntomas.


Ajo para bajar la presión alta:



• Necesitará 2 cabezas de ajo grandes y 1 litro de alcohol puro de caña.
• Pele los dientes de ajo y enseguida viértelos en una botella de vidrio con el alcohol, deja macerar 15 días.
• En medio vaso de agua diluye 5 gotas de la maceración. Bébelo diariamente para mantenerte sano.


Ajo desinfectante:



• Para evitar que se infecten heridas y raspones. Hay que tomar todas las precauciones e inicialmente lavar la herida con agua y jabón, posteriormente se exprime un poco de jugo de ajo sobre la herida, que resulta un poco molesto, pero casi nunca doloroso.
• De igual forma se puede separar la delgada capa de piel que cubre los dientes de ajo y aplicarla coma un parche sobre la herida para evitar infecciones posteriores.


Ajo en caso de quemadura:



• Este remedio se aplica solo si se trata de una quemadura ligera que no requiera la intervención de un médico.
• En ese caso, machaque un diente de ajo en media cucharadita de aceite de oliva y aplique la pasta resultante sobre la herida. Lave cada doce horas y vuelva a untar este remedio hasta que la quemadura sane.
• Esta mezcla es efectiva para ayudar a la piel a que sane en caso de que se llene de granos con punta blanca.


Ajo para los callos:



• Para eliminar los callos.
• Se machaca ajo y unas gotas de limón, esa mezcla se pone en cataplasmas sobre la zona a tratar, poco a poco el callo se ira ablandando y desaparecerá con la higiene diaria.


Ajo repelente de mosquitos:



• Parta un diente de ajo a la mitad y úntelo contra brazos y piernas, también sobre la cara, sin llegar a los ojos pues es irritante.
• Si este en algún sitio cerrado, también puede partir algunas cabezas a la mitad y colocarlas alrededor de la cama para que los insectos no se acerquen.


Ajo para la circulación y los riñones:



• Para las molestias de circulación y el dolor de riñones
• Se prepara un caldo de pollo de la manera habitual, pero para la persona afectada se separa una porción y la misma se deja hirviendo por cinco minutos más agregando para ello un tercio de cabeza de ajo, la cual debe estar pelada únicamente, los dientes permanecen enteros.


Ajo para las varices:



• Se toma un vaso de agua con veinte gotas de tintura de ajo. Esto es diario de preferencia, sin interrumpir el tratamiento al menos por tres meses, después se descansan quince días y se reinicia.
• Este mismo remedio es útil para aliviar angustias y palpitaciones extrañas.

Esto también esta muy interesante:

1 comment on "Virtudes y medicina con ajo"

     
  1. Ana Castro

    Me gustan los remedios,que ponen,en esta página,y estoy segura que muchas personas,los han probado ya y con mucho exito

Escribe tus comentarios:

Virtudes y medicina con ajo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *