Cosas que nunca debes hacer ni decir en la cama

Errores en la cama de hombres y mujeres. Lo siguiente te dirá que debes hacer y que no debes hacer a la hora de estar con tu pareja en la cama.


Errores en la cama que hay que evitar de hombres y mujeres

Errores en la cama de los hombres:



• Ir al grano. Olvidarse de las caricias, palabras y juegos previos a la penetración representa una falta de principiante.

• Ignorarla después que ha terminado. Dormirse, darle la espalda o mostrarse cortante una vez que el encuentro ha terminado comunica desinterés por sus sentimientos.

• Tocar sus zonas erógenas con brusquedad, manipularla de forma impaciente o dejar caer todo su peso sobre ella.

• Hacerla sentir como objeto sexual. Concentrarse demasiado en su placer practicando sólo las posiciones que a usted le gustan es como tener sexo con una muñeca inflable.

• Disculparse. Avergonzarse y pedirle perdón por el tamaño de su pene o por haber terminado demasiado rápido demuestran un nivel de inseguridad poco atractivo.

• Copiar. Querer hacerlo tal y como lo hacen en las películas porno u obsesionarse en reproducir posiciones que haya visto en Internet es sinónimo de falta de creatividad.

• Tener mala higiene. Hacer el amor cuando esta sudado, sucio o maloliente, olvidar el aseo genital, eructar o soltar gases frente a ella son la manera más rápida de apagar la pasión.

• Juzgarla. Comparar su desempeño en la cama con el de sus parejas anteriores o juzgar su físico es causar una herida que difícilmente sanará.

• Ser egoísta. Detenerse cuando ella está disfrutando u olvidarse de su satisfacción una vez que usted ha terminado son los clásicos síntomas del amante egoísta.

• No pedir permiso. Rasguñarla, morderla, nalguearla o intentar practicar un sexo demasiado atrevido sin haberlo platicado antes puede ser el principio del fin.


Errores en la cama de las mujeres:



• Juzgarlo. Comparar su pene con otros que haya conocido, enojarse si eyacula muy rápido, asumir expresiones de asco, criticarlo o burlarse de sus movimientos.

• Falta de iniciativa. Tumbarse en la cama como un costal de papas dejando a él todo el trabajo.

• Planificar el sexo. Querer tener siempre el control de cómo, cuándo y dónde hacer el amor, mata todo erotismo.

• No estar dispuesta a innovar. Querer hacerlo siempre de la misma manera o reprimirse por pensar que ciertas cosas solo las hacen las mujeres "con falta de moral".

• Exagerar. Obsesionarse demasiado por "excitarlo", fingir el orgasmo, gritar o gemir demasiado pueden causar inseguridad en su pareja.

• Lastimarlo. Tomar su pene con brusquedad, apretar sus testículos con fuerza o morderlo durante el sexo oral es olvidarse de que sus zonas erógenas de igual forma son muy sensibles.

• Estar demasiado acomplejada. No dejar que le mire desnuda, querer hacerlo siempre con la luz apagada o preguntar si se ve gorda a medio acto es invitarlo a cuestionar su atracción por usted.

• Usar un look anti-sexy. Usar ropa interior rota, sucia, percudida o "de abuelita" representan una falta de interés por su pareja.

• Mostrar desinterés. Hablar sobre temas ajenos al sexo a desviar su atención hacia cosas insignificantes apagaran rápidamente a la pasión.


Lo más importante para ambos:



• La comunicación es vital para mejorar la vida sexual.

• Traten de hablar como pareja sobre lo que les molesta y lo que cada uno espera del otro al hacer el amor.

• Pero, siempre deben decir las cosas de buena manera.

Esto también esta muy interesante:

Escribe tus comentarios:

Cosas que nunca debes hacer ni decir en la cama

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *